El Campus Old School es ya un evento muy asentado en la comunidad crossfitera nacional. Este campus capitaneado por Miguel Borrazás y Manuel Carballo entra ya en su tercera temporada y continúa cosechando gran éxito de asistencia, llenando cada edición que se celebra.

Este éxito se lo ha ganado con un buen programa de actividades, ofreciendo alojamiento, comida y sobre todo una inmersión total. Los asistentes al campus conviven en una finca rural con todas las comodidades, con piscina y con una barbacoa que cobrará protagonismo durante el fin de semana con una comida super amena.

Nuestra llegada al campito fue a las 20:00 de la tarde, donde fuimos recibidos por Miguel Borrazás y Manuel Carballo que nos mostraron nuestra habitación y nos hicieron un tour por la finca. No fuimos los primeros en llegar asi que tuvimos tiempo para conocer al resto de participantes y mantener conversaciones de todo tipo mientras que cenábamos. La primera noche se alargó hasta la 1 de la mañana en el salón del campito donde compartimos charlas y experiencias con el resto de compañeras y compañeros.

El Primer día comenzaba con una sesión de Gimnasia de la mano de Manuel Carballo a las 9. Tras un desayuno fuerte para cargar las pilas nos dirigimos al box de CrossFit ALC, donde tienen lugar las sesiones de entreno. Un box gigante, con unas instalaciones excelentes para el campus. Este desplazamiento se hizo en coche, el box está a unos 10 minutos del alojamiento, pero no te preocupes si vas sin coche! seguro que puedes acoplarte en el coche de algún compañero/a 🙂

La primera sesión comenzó con una pequeña presentación y un obsequio por parte de uno de los patrocinadores, The SweetGrip. Una callera para proteger las manos durante el fin de semana, ya que iban a recibir bastante carga.
Esta primera sesión constó de practicas de pino, control postural…

Tras la gimnasia y un café tocaba halterofilia, con Miguel Borrazás. Tenía preparado un buen entreno de haltero, con c técnicas y consejos técnicos. Los ejercicios que se trabajaron fueron la arrancada y el dos tiempos.

Tras esta sesión llegábamos a mediodía y volvíamos al campito. Allí nos esperaba una gran recompensa… LA BARBACOA. En este “aparato” el gran ejecutor fue Miguel Borrazás quien se encargó perfectamente de dar salida a carne de todo tipo para abastecer a los habitantes del campito. También disfrutamos de ensaladas, bebidas y de un buen rato en el sol junto a la piscina, que todavía estaba algo fría para darse un baño pero no dudamos que esa piscina es un gran complemento para los campus de verano 😉

Tras una pequeña siesta volvimos a CrossFit ALC. De nuevo gimnasia + Halterofilia.
En esta sesión Manu diseñó una sesión de barra, donde tocamos ejercicios como el back roll, dominada, chest to bar y muscle up. Además de más ejercicios accesorios y control postural durante los ejercicios de barra.

Miguel en su sesión de barra, enfocó el entrenamiento a ejercicios accesorios. Para mejorar errores técnicos en los levantamientos. Una sesión bastante dura y que puso el punto final al día de entrenos.

Así se cerraba la última sesión del día, ya eran 6 horas de entrenamientos en nuestras espaldas y se notaba el cansancio. Tras una ducha reparadora ponemos rumbo a Tridente Restaurante. Un restaurante que está dentro de un box, ¿o era un box que tiene restaurante? El caso es que es una muy buena idea, ya que ofrecen comida real, carne de pasto y vegetales de huertas locales. Cero azúcar y tampoco usan cereales. En este restaurante pudimos disfrutar de una velada magnífica hablando y riendo con el resto de participantes. De verdad, la gente con la que hemos coincidido en el campus ha sido de 10. Lo hemos pasado en grande y en gran parte ha sido gracias a ellos y a ellas!

Comenzamos con el día 2 donde de nuevo tendríamos sesión de gimnasia, enfocada a las anillas. Practicamos vuelos, kippes gimnásticas y los muscleups con algunos trucos sobre eficiencia que Manu dio a los asistentes.
Los primeros Muscleups aparecieron en el campus, y con un poquito de ayuda de Manu, varios compañeros y compañeras consiguieron ese ejercicio que parece inalcanzable para muchos. (Nosotros lo tuvimos atragantado mucho tiempo también).

Tras los Muscleups practicamos ejercicios más avanzados en anillas. Una vez terminada la sesión de gimnasia y un descanso fijamos la mirada en la competición HalterCross. Se disputaba ese fin de semana y el campus contaba con varios equipos participantes.

Por cierto, un equipo del campus consiguió la segunda posición! no esta nada mal, ¿verdad? ¡enhorabuena!

Esta competición mezclaba halterofilia y velocidad. Con equipos de 4 personas que podían ser mixtos se levantaban barras en ventanas de tiempo y donde cada peso tenía una puntuación diferente. Si quieres saber más te puedes leer nuestra entrada sobre el HALTERCROSS

Y tras una paella comunitaria llegaba a su fin el Campus. Aún podríamos disfrutar de la finca el campito hasta el día siguiente y aprovechar el buen tiempo que Alicante suele tener.

Ya te hemos contado lo que vivimos en Alicante durante el Campus Old School. ¿Merece la pena asistir? Te respondemos con un rotundo SÍ.
Hemos estado muy cómodos, entrenamos de la mano de los mejores, disfrutamos del buen tiempo y además compartimos este tiempo con una gente impresionante con la que compartimos risas, conocimientos y muchos buenos momentos. Porque entrenar mola, pero la comunidad hace todo mucho más interesante.

Si te quieres informar del próximo campus lo puedes hacer en su página de Facebook. O estar [email protected] a nuestras publicaciones porque te iremos informando de futuras ediciones!
¿Te queda alguna duda? nos puedes mandar un mail a [email protected] o dejarnos un comentario aquí en la web. También puedes escribirnos por instagram o Facebook!